Rituales y meditaciones

La oración de Salomé

Señor, enderézame y expulsa de mí todo lo superfluo a través de los vientos de la vida.

Extrae de mí las mejores semillas y ayúdame a plantarlas incluso en el suelo más rocoso.

Señor, enderézame y dame la fuerza para sonreír a la lluvia igual que al sol, condúceme ahí donde los surcos de la tierra me fortalecerán y ahí donde mis pasos puedan hablar de tu presencia en mí.

Señor, enderézame y enséñame la sonrisa que sabe hablar a los que llevan la tempestad en ellos así como a los que lloran.

Penetra en el hueco de mis manos con el fin de que en tu nombre sean curadas las heridas de los que sufren

Señor, enderézame y haz de mí el oído que recibe tu voluntad, la mirada que ofrece tu amor y el eco que reproduce tu palabra.

“La oración de Salomé” enseñada por Cristo a Salomé.
© Daniel Meurois2011

Pin It on Pinterest

Share This